Real Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía 'Iuventus Carmeli'.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!

miércoles, 17 de agosto de 2022

RUTE SE LLENÓ DE TU LUZ Y SE CUBRIÓ CON TU AMOR…

María Santísima del Carmen ya se encuentra en el camarín de su Santuario tras un Día del Carmen para enmarcar, en el que la Patrona de Rute recorrió su villa en un apoteósico y solemne desfile procesional .

 


La mañana del Día del Carmen en Rute, se despertaba con el sonido de nuestra Banda Municipal de Música proclamando a los cuatro vientos el pasodoble “Reina y Señora" de nuestra Patrona, anunciando a bombo y platillo (nunca mejor dicho) la solemnidad del 15 de Agosto en torno a nuestra Carmelita. Una solemnidad que, la noche de antes, ya había elevado a la categoría de superlativa D. Joaquín Guerrero Morejón, que convirtió la Parroquia de Santa Catalina en un “Rosario de sentimientos de vísperas carmelitanas”, cual si de un anticipo de la Gloria Carmelitana se tratase.

Con la asistencia en pleno de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía, el grupo joven Iuventus Carmeli y con la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli (Patrona de Lucena y del Campo andaluz) como Madrina de Coronación de nuestra Madre de invitada, comenzaba por la mañana la Solemne Función Principal en honor a la Patrona de Rute, oficiada y presidida por última vez por el Rvdo. Padre D. José Gregorio Martínez Osorio, antes de su partida a Camerún en la nueva misión que el Señor le ha encomendado.

Presentes igualmente en la celebración estuvieron, como no, la flamante Carmelitana Mayor 2022 (Cristi Caballero Molina) y su Corte de Honor (Nazareth Sánchez Corona y Sheila Escamilla Peláez) visiblemente embriagadas por la emoción de la solemnidad de una celebración que, a todas luces, no tuvo nada que envidiar a cualquier función solemne de  una capital.

Durante la homilía, D. José Gregorio, emocionado por la grandeza del Día del Carmen y por su próxima partida, recalcó la suerte que tenemos los ruteños de tener como Madre a la Santísima Virgen del Carmen, y de poder disfrutar de ese “rincón de Cielo” en el que aparecía convertido el Altar Mayor de la Parroquia de Santa Catalina Mártir durante la celebración. 

Del mismo modo y, como no podía ser de otra manera, la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía (responsable de la liturgia de la celebración) de manos de su Presidenta, fue la encargada de darle las gracias en nombre de la feligresía carmelitana por el apoyo que nuestro Consiliario ha prestado a la Patrona de Rute durante los últimos cuatro años. Estamos seguros de que nuestra Carmelita no va a dejar solo a D. José Gregorio en su nueva misión en Camerún y de que nuestro Consiliario siempre llevará el nombre del Carmen en su corazón.

Los Hermanos de la Aurora, al final de la celebración, echaron más leña al fuego de la emoción con el canto del “Ya venimos colmados de Gloria…”, canción que volvió a ser la causante de que algún nudo de garganta impidiera cantar con nitidez dicha letra. Fantástica (para quitarse el sombrero) la labor realizada en las Fiestas Patronales 2022 por los Hermanos de la Aurora (enhorabuena de corazón).

A partir de ahí, fue la Virgen la que empezó a hablar con su pueblo, pues una vez llegados a las nueve de la noche, la inquietud y el deseo de la Patrona de Rute no era otro que abrazar a sus hijos en las calles de su pueblo querido. Y así fue pues, como suele suceder cada 15 de Agosto (y este año de una manera más patente aún), una vez que la Santísima Virgen del Carmen hizo su salida desde la Parroquia de Santa Catalina Mártir, ya todo fue diferente.

Remangando su manto, calle del Pilar arriba, fue empujando a sus hijos con la marcha Reina entre Olivares como excusa hasta las mismas puertas del Círculo de Rute, donde la interpretación en directo de la Salve Marinera por el solista masculino del Coro de Iznájar, no hizo más que acrecentar la emoción, el sollozo y el quebranto de los ruteños que íbamos a la estela de su manto (incluidas sus radiantes Hermanas Mayores 2022).

Un manto que, como todo su trono, sirvió durante el recorrido para calmar la ansiedad de todos los hijos que durante tres años habíamos esperado para respirar la dulce medicina del olor de su nombre. Tampoco olvidó la Patrona de Rute regalar un nardo a sus hijos de una abarrotada calle Priego, justo en el momento en el que la Virgen recibía en dicha calle una de las grandes petaladas de la noche.

Fue entonces cuando las campanas de gloria de la Parroquia de San Francisco anunciaban la llegada de nuestra Carmelita, uno de los momentos culmen de la noche pues, tras tres años de paciente espera, la Patrona de Rute pudo mirarse en el precioso espejo de nuestra Morenita ante la fervorosa mirada de sus hijos barribalteños que saludaban el momento entre oraciones.

Mientras tanto, los espectaculares acordes de la Banda de Cornetas anunciaban en la calle Fresno la inminente llegada de la Santísima Virgen del Carmen, como dando tiempo a que la Patrona de Rute se despidiera de San Francisco al son de la preciosa marcha “Esperanza Barribalteña” dedicada a nuestra Morenita.

Tras el paso de la Virgen por una abarrotada calle Fresno, quedaba la impresionante bajada del Cerro, que resultó emocionante: tanto por la dificultad de la misma, como por contemplar los balcones de esta querida calle ruteña engalanados con motivos carmelitanos y atestados de fieles que la contemplaban, la vitoreaban y le rezaban a su paso.

Como igualmente vitoreada y piropeada fue nuestra Carmelita en el Barrio de San Pedro, aprovechando el emocionante momento en el que la Reina y Señora de Rute se colocó en frente de su Hijo (nuestro Abuelito) para rendirle pleitesía.

A partir de ahí, se puede decir que la Patrona de Rute fue llevada en volandas por su pueblo, que parecía flotar entre los centenares de hombros de sus hijos ruteños que la esperaban al final de la calle Andalucía en su confluencia con Juan Carlos I, justo antes de la entrada de María Santísima del Carmen en su Parque. Fue en esta última calle, donde la Virgen recibiría la segunda gran petalada de su desfile procesional.

Tras la excepcional despedida de la Banda de Cornetas y Tambores de la Coronación de Campillos (a base de aire hecho música con reminiscencias de carácter celestial), nuestra Carmelita pudo entrar por fin en su Parque donde resonaron a los cuatro vientos su himno y su Salve, justo antes de que una espectacular colección de fuegos artificiales quemada por Pirotecnia Zaragozana, reventara los patrones de la espectacularidad en pos de romper definitivamente con el silencio y el pasado en este rinconcito de cielo ruteño, propiedad de nuestra Madre.

Después volvió a sonar a los cuatro vientos el pasodoble "Reina y Señora" en la calle Toledo (tras el paso de la Virgen por los arcos que con tanto mimo realizó su grupo joven Iuventus Carrmeli), el mismo son que por la mañana había servido de pórtico matinal del Día del Carmen, y que ahora se convertía en epílogo de una jornada de ensueño, dándonos a entender que todo lo que empieza tiene un final, salvo tu Gloria, Madre, que nunca tendrá fin.

La Patrona de Rute ya se encuentra en el camarín de su Santuario esperando de nuevo la visita de los ruteños que volverán a implorarla, venerarla y honrarla con su propia presencia en su morada, hijos que serán siempre por Ella escuchados y a los que nunca dejará en la estacada.

Con el recuerdo del Pregón de D. Joaquín en la memoria y con las instantáneas acreditativas de que el Día del Carmen fue un reflejo de tu Gloria, yo también entiendo, comprendo y afirmo: "CARMEN, QUE EN TI RECAIGA!"

 

iViva la Virgen del Carmen!

¡Viva la Patrona de Rute!

¡Viva la Reina y Señora!

¡Viva la Emperatriz Carmelitana!