NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

La Virgen y Rute

BREVE RESEÑA HISTÓRICA


  Estamos ante una talla de vestir, que en sus inicios fue de candelero, pero que en los años setenta del siglo XX sufrió una reforma que la convirtió en una imagen de talla completa, con cuerpo de Ortega Bru quien a su vez la restauró. Tanto la cabeza como las manos y el Niño Jesús se han atribuido tradicionalmente a la Roldana, si bien no se le ha hecho un estudio serio y riguroso que lo constate fehacientemente.

  La devoción de Ntra. Sra. del Carmen se encuentra plenamente asentada en la Villa de Rute desde los albores del siglo XVII, aunque tiempo atrás estaba asentada la Archicofradía en la localidad. Pese a la escasez de documentos, la existencia de una cofradía dedicada a nuestra Titular está documentada desde 1692. Desde esta fecha se han venido celebrando los festejos ininterrumpidamente. Tras el terremoto de Lisboa (1755), que supuso la ruina y reedificación del templo parroquial de Sta. Catalina mártir, el Santuario dedicado a Nuestra Patrona ocupó las labores de principal templo de Rute, muestra de que la Imagen ya tenía un fuerte peso para el pueblo en general. Una vez que se restauró la antigua Abadía tuvo lugar la procesión solemne del Santísimo desde la Ermita hasta la parroquia, con la participación de las autoridades municipales y todas las cofradías existentes en la villa hasta el momento.



  También en esa época nació, de forma pionera, una de las tradiciones más arraigadas en Rute. Se trata de los Hermanos de la Aurora, que recorrían Rute y la comarca con el fin de recaudar fondos para sufragar los festejos dedicados nuestra Titular. Estos cánticos ensalzan a la Sagrada Patrona de Rute con las glorias y milagros de Nuestra Madre, con el típico estribillo final que dice:

La Virgen del Carmen
Su pelo tendió
Hizo una cadena
Que al cielo llegó


  Así, llegamos al siglo XX, centuria en la que la devoción que los ruteños le profesan a Nuestra Patrona llegó a sus máximas cotas. En este esplendor que vive hasta nuestros días el Ayuntamiento de Rute ha tenido un papel fundamental, especialmente desde 1924, año en que la Virgen se convirtió en la Patrona Canónica Oficial de la Villa de Rute, a través del Breve Pontificio que expidió S.S. Pío XI. Un fragmento de este importante documento aclara este hecho: Y ahora –de conformidad con el decreto nº 526 de la Sagrada Congregación de Ritos “acerca de los Patronos que han de ser elegidos en los sucesivo”, de fecha 23 de marzos de 1630-, eligieron con devoto y confiado ánimo, a la misma Bienaventurada Virgen del Carmelo, como especial Patrona –delante de Dios- de la villa de Rute, con la aprobación del Rvdmo. Obispo de Córdoba y del Ilustrísimo Alcalde Presidente del Municipio de la misma villa de Rute.

La petición del Patronazgo fue cursada a instancias del Excelentísimo Ayuntamiento de Rute, autoridades eclesiásticas, la Archicofradía y el pueblo en general en 1923, y la aprobación se dio el 13 de febrero del año siguiente.

  A partir de este momento, el Ayuntamiento se encargó de aumentar los honores dedicados a la Virgen del Carmen, especialmente en las fiestas que siguieron a dicha aprobación, pues se alteraron todos los actos y cultos que habitualmente se le realizaban para mayor honra de la Patrona de la Villa. Así, se hicieron coincidir las Fiestas Patronales con la Feria Real, siendo el día de la fiesta solemne el 24 de agosto de dicho año.

  En los años siguientes se sucedieron las distinciones, regalos y preferencias que el Ayuntamiento le dedicó a la Sagrada Imagen. En 1925, un año después de la Proclamación de Patronazgo, la Casa Consistorial y el pueblo de Rute le regalaron un manto bordado en oro sobre terciopelo blanco en que pone la siguiente inscripción: RUTE A SU PATRONA, AÑO 1925. Para tal fin, además de lo aportado por la institución municipal, se realizaron diversas actividades y colectas populares para recaudar fondos como, por ejemplo, obras de teatro en las que los beneficios se dedicaron a costear el manto. Esta cuestación abordó también la construcción del trono de madera tallada para ese año de 1925, con el fin de realzar a la recién nombrada Patrona de los ruteños, y que se usó hasta que le fue regalado el trono actual.

  Por su parte, el nombre de la plaza principal de la Villa fue cambiado por el de Ntra. Sra. del Carmen, Patrona de Rute, hecho que significó poner a la Patrona en el centro neurálgico de la localidad.

  Aunque esta vinculación no se ceñía sólo a la institución municipal, pues el pueblo participaba mucho en todo lo concerniente a sus fiestas. Un ejemplo fue la inauguración en 1929 del parque principal con el nombre de Ntra. Sra. del Carmen, Patrona de Rute. Para este acontecimiento la Virgen entró en este recinto por primera vez y se llevaron a cabo numerosas obras de caridad para beneficiar a los más desfavorecidos de la localidad.

  Entre los años 50, 60 y 70 la Archicofradía recibió grandes donaciones y regalos, como la corona de oro de ley de Díaz Roncero, el trono actual, el manto grande, sayas, escapularios, estandartes, etc. Todas estas donaciones de ajuar de la Santísima Virgen son las que se usan cada 15 de agosto, Día del Carmen. También un devoto donó el retablo del Santuario, salido de las gubias de Guzmán Bejarano, y que actualmente preside el templo carmelitano.

  Tendremos que esperar hasta la conmemoración del 50 aniversario de la Proclamación de Patronazgo para encontrarnos con actividades y festejos extraordinarios. En ese año de 1974 la Virgen visitó la parroquia de San Francisco de Asís y tuvo varias salidas extraordinarias, entre ellas una en febrero.

  En 1999, con motivo del 75 aniversario, se llevaron a cabo dos procesiones extraordinarias que se realizaron en el mes de abril. En las fiestas estivales se le impuso a la Virgen una medalla en nombre del Ayuntamiento durante el solemne Traslado procesional del 25 de julio. En estas conmemoraciones la Virgen lució el manto del Patronazgo que le regalase el Ayuntamiento y el pueblo de Rute en 1925.