NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

miércoles, 19 de abril de 2017

¡Reina del Cielo, alégrate! ¡Aleluya!

Texto: Jesús Manuel Redondo Alba
Imágenes: Antonio Rabasco Burguillos | Julián Rey Jiménez



  Con el desfile procesional de la imagen de Nuestro Padre Jesús Resucitado por las calles de nuestra villa el pasado Domingo de Resurrección culminaba de manera gloriosa la Semana Santa, con el triunfo de la vida y la resurrección, sobre la penuria, la desidia, la oscuridad y la muerte. 

  En dicha estación penitencial, igualmente, estuvo presente una representación de la junta de gobierno de nuestra Archicofradía, encabezada por nuestro presidente D. Leopoldo José Jiménez Roldán, y por nuestros hermanos mayores 2017, D. José María Alba y Dª. Manuela Baena. 

  El Domingo de Resurrección tiene un especial significado para los cristianos: en primer lugar, porque supone el triunfo de la vida de Jesús sobre la muerte y, en segundo lugar, porque supone el inicio del tiempo pascual, es decir, el periodo de 50 días que van desde dicho día hasta el Domingo de Pentecostés. 

  Por consiguiente, la muerte de Jesús conlleva, para toda la feligresía ruteña, la alegría de la derrota del pecado y de la muerte y el triunfo de la vida, la que nos da Jesús vivo tras su resurrección, para permanecer eternamente junto a nosotros. La resurrección de Jesús significa que nosotros resucitaremos también con Él, dotando nuestra vida terrenal de pleno sentido, como premio final a nuestra aventura en la Tierra.

  Junto con lo anterior, nunca debemos perder de vista el papel de María Santísima del Carmen, Patrona nuestra, en la gloriosa resurrección de nuestro Señor Jesucristo pues, nuestra Carmelita, manteniéndose fiel al pie de la Cruz junto a Jesús en el Monte Calvario, mantuvo viva la llama de la fe, erigiéndose una vez más como un extraordinario ejemplo para todos nosotros al estar preparada -intacta en su fe- para acoger el anuncio gozoso de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo. 

  De esta guisa, después de que Jesús fuese colocado en el santo sepulcro, María es la única que mantiene viva la llama de la fe, preparándose de una manera maravillosa e incondicional para acoger el gozoso anuncio de la resurrección, de tal manera que la espera que vive María Santísima el Sábado Santo constituye uno de los momentos más altos de su fe.

  La confianza de nuestra querida y adorada Carmelita en Dios, en medio de la oscuridad en la que se muestra envuelto el universo tras la muerte de Jesús, debe servirnos de ejemplo a todos los ruteños para seguir perseverando en nuestra fe en Jesús, así como motivo más que suficiente para ver en María Santísima del Carmen el apalancamiento más divino y espiritual para encontrarnos de lleno con la Salvación. 

  Como corolario de todo lo anterior, el carácter único y especial de la presencia de María en el Calvario y la perfecta unión con Jesús en su sufrimiento en la Cruz, avalan más que de sobra la particularísima participación de la Madre de Dios (y Madre nuestra) en el misterio de la resurrección.

  Que Nuestra Señora del Carmen, Patrona y Señora de Rute, además de imagen y modelo de la Iglesia que esperó al Resucitado manteniendo intacta su fe, siga siendo para los ruteños el único y verdadero ejemplo sagrado de consagración a Jesús, y como Reina del Cielo y de nuestro pueblo, sea siempre la estrella de intenso brillar que nos guíe en nuestro peregrinar terrenal. 

  Ruteños: ¡feliz pascua de resurrección!

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN!
¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!
¡VIVA LA REINA Y SEÑORA!
¡VIVA JESÚS RESUCITADO POR SIEMPRE!


 

No hay comentarios: