NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

martes, 1 de septiembre de 2015

¿Qué tienes Tú, soberana Señora, que hasta tu ermita vamos a rezar?

Texto: Jesús Manuel Redondo Alba
Imágenes: Antonio Rabasco Burguillos

  Sabes que de vez en cuando, Madre, y con el permiso de tus hijos que nos siguen a través de nuestro blog, me gusta expresar mis sentimientos, a la vez que transmitirte lo que cualquier ruteño diría mirándote a los ojos y con su mano puesta en el corazón.


  En estos días, en los que se supone que todos cambiamos de tercio y cada uno de nosotros se prepara para comenzar su particular “curso laboral”, necesitamos de algún aliciente al que aferrarnos para poder dar en nuestro día a día lo mejor de nosotros. Y para ello, Carmen, qué mejor aliciente que tu presencia tras la reja: serena, receptiva, atenta, tan hermosa…

  Como muy bien reza tu pasodoble “Reina y Señora”, de esta manera tan esplendorosa, radiante y gentil -gracias a tu grupo de camarería- luce tu frontis tras la reja del Santuario esperando la vista de los ruteños, a los que aguardas en ese celestial bufete de oración en el que, a Dios gracias, tus hijos convierten El Carmen con sus visitas.

  Así nos gusta verte tras la reja: sencilla, cercana, elegante y orgullosa de tener a tus plantas a los ruteños que tanto te necesitamos acuciados por el impertinente apremio de nuestros problemas personales que, para más inri, tenemos que resolver en el menor tiempo posible.

  Hoy, Madre, colocándome imaginariamente tras la reja de tu Santuario, y con las inolvidables estampas de tus Fiestas Patronales en mi pensamiento, te pido por todos los ruteños, esos que hoy iniciamos una nueva etapa en lo laboral, en la educación de nuestros hijos, en el cuidado de nuestros mayores o en el simple papel de consoladores de la aflicción de los que más lo necesitan. No nos desampares en esas tan importantes tareas, Patrona celeste de esta villa.

  Para despedirme, aparte de solicitarte para todos nosotros una bendición, te pido que dirijas esos tus ojos misericordiosos a los que más sufren, a los desplazados, a los desempleados y, sobre todo, a los enfermos e impedidos, pues no hay mejor receta de consuelo para ellos que la de tu Santo Escapulario.

Se llama María, se apellida Carmen y, para Gloria nuestra, será por siempre Patrona de Rute.

Gracias, Reina y Señora, por dejarme existir y convertir esta última frase en una fantástica, Bendita y reconfortante rutina.

  Que la que ahora empezamos a tu lado, sea eso: ¡UNA BENDITA RUTINA!


¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN!
¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!
¡VIVA LA REINA Y SEÑORA!
¡VIVA LA MADRE DE DIOS!
¡VIVA EL ORGULLO DE LOS RUTEÑOS!



No hay comentarios: