NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

jueves, 13 de noviembre de 2014

DIOS TE SALVE, PATRONA DE RUTE: ALABADA SEA TU BENDITA BELLEZA



De esta soberbia forma rebosa hermosura Nuestra Carmelita desde su camarín


Texto: Jesús Manuel Redondo Alba
Imágenes: Julián Rey Jiménez



   Todo se transforma, Madre Nuestra, desde el mismo momento que sobrepasamos el dintel de la puerta de tu Santuario: hasta el punto que sólo Tú eres capaz, con tu belleza, de llenar de luminosidad la melancólica empatía de la que siempre presume el mes de Noviembre. Mes de ánimas, de difuntos, de ausencias… Pero cuando aparece tu rostro engalanado y estilizado de esta incontestable forma por el grupo de camarería de nuestra Archicofradía, parece noviembre sólo en el calendario: pues en nuestro sentimiento y espíritu siempre parece que fuese ese interminable verano que enaltece aún más si cabe tu divina presencia.

   Antiquísima mantilla de velo antiguo, manto regalo de D. Luis Jiménez y Dª. Josefa Cobos, escapulario de filigrana cordobesa de Dª. Carmen Rueda, saya carmelitana bordada en oro, corona dorada de 1994 y Niño Jesús con vestido antiguo de malla de oro antiguo son los complementos sobre los cuales rebota la luz que rebosa la Patrona de Rute en el mes de noviembre. LUZ DE RUTE, LUZ DE ESPERANZA, LUZ QUE NOS ENSEÑA EL FINAL DEL TÚNEL  TRAS LA MUERTE, Y QUE DESEMBOCA EN LA MISMA MORADA DEL ALTÍSIMO.

   Desde tu Atalaya Carmelitana, Madre, desde la cual te eriges como faro omnipresente en las vidas de tus hijos ruteños, no dejes de irradiar nunca esa señal de tu singular belleza patronal y, como intercesora y abogada de todo el pueblo de Rute que te adora, convierte nuestras vidas por siempre en un eterno anticiclón de paz espiritual, alejando de nuestras vidas las inoportunas borrascas que, en forma de tormenta de pecado terrenal, puedan desviarnos del camino hacia tu Hijo: meta infinita e insustituible de todos los cristianos ruteños.

   Tenerte con nosotros, Patrona nuestra, nos da la certeza de alejar de noviembre tristeza, pesadumbre y melancolía: ¡pues tú las transfiguras en la causa más maravillosa de nuestra alegría!

   ¡Alabada sea por siempre tu bendita belleza!

¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!
¡VIVA LA REINA Y SEÑORA!
¡IVIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA!
¡VIVA LA CAUSA DE NUESTRA ALEGRÍA!
 






 

No hay comentarios: