NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Abogada nuestra, Reina del Purgatorio y Patrona de Rute



Con esta espectacular sencillez  se muestra María Santísima del Carmen para la celebración de la novena de Ánimas en su Santuario durante el mes de noviembre.

Texto: Jesús Manuel Redondo Alba
Imágenes: Jesús Manuel Redondo López

  Os pido la venia habitual que a veces me gusta solicitar para dirigirme a la Reina y Señora de Rute (en mi nombre y en el vuestro propio) en pos de escribir, a partir de su descomunal y actual atavío carmelitano, la más bella de las oraciones que sirva para testificar y elevar ante el Altísimo la infinita belleza patronal que emana de la soberbia estampa de nuestra Madre.

  Pero me parece oportuno previamente reconocer al grupo de camarería de la Archicofradía, responsable de la exquisitez estilística de nuestra Madre, el extraordinario trabajo realizado para con nuestra Patrona en estos cuatro intensísimos años en torno a la joya más preciada y querida que los ruteños guardamos en nuestro corazón: la Señora y Patrona de nuestra villa. Gracias por vuestra entrega, sacrificio, esmero y constancia a la hora de preservar como nadie el patrimonio de nuestra Madre, así como por vuestro buen hacer en mostrarnos, una vez tras otra, a la Patrona de Rute como lo que es: el tesoro más impoluto y sagrado que engrandece como nadie la historia de nuestro pueblo.

  Alma, corazón y sentimientos que pongo en vuestro nombre también a los pies de la Señora, al contemplarla “cual hermosa Luna” con su actual impronta carmelita: impecable, recta, primorosa, radiante y fragante de una hermosura que despliega como colosalmente desde su sagrada morada de la calle Toledo: por eso es Reina, Señora y Patrona de Rute, y por eso se merece que los que estemos a su lado la honremos dispuestos a velar por Ella con nuestra devoción, de tal guisa que su reinado se prolongue eternamente más allá de nuestra vida terrenal.

  Así estás ahora, Madre: sencilla para erigirte durante el mes de noviembre como la Reina del Purgatorio que vela por las almas de los ruteños que ya no están  en nuestro pueblo, pero que se encuentran contigo en el Cielo compartiendo tu Reinado y tu soberano Patronazgo sobre nuestra fe, nuestra alegría, nuestro pesar, nuestra ilusión y nuestra esperanza.

  Muéstrate, Carmen, sobre nosotros en este valle de lágrimas terrenal: pues sólo de la mano de tu Santo Escapulario podremos llegar directos a la presencia del Altísimo.

  Desvélanos con tus virtudes de Madre todos y cada uno de los caminos que nos llevan a Jesús, Fruto Bendito de tu vientre, y ejerce tus insustituibles dotes de Abogada nuestra para hacernos cada vez mejores ante los inevitables pleitos y conflictos espirituales y personales que la vida terrenal nos plantea.

  Ejerce tu reinado sobre nosotros para que desde tu “Reino” de la calle Toledo, lugar desde el cual tienes potestad para mandar sobre nuestra villa, sigamos siempre embriagados por el angelical perfume de la flor del Carmelo de tu nombre, siempre abierta.

  En ti ponemos nuestro anhelo, Carmen, a tus rezos encomendamos nuestra inquietud: el Rute de fe que pretendemos, Madre, es el mismo que quieres Tú.

  Que así sea, excelsa Patrona de Rute.


¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN!
¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!
¡VIVA LA REINA Y SEÑORA!
¡VIVA LA REINA DEL PURGATORIO!
 




















1 comentario:

tatovaral dijo...

Bella, Brillante, Espectacular y Madre.
"Ella" Nuestra Señora del Carmen.