NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

sábado, 22 de agosto de 2015

La Patrona de Rute reinó y se señoreó sobre su pueblo en un desfile procesional exuberante de elegancia, belleza y fervor popular


María Santísima del Carmen, con un exorno floral espectacular y una estética de trono impecable, recorrió las calles de Rute congregando a sus plantas a cientos de devotos que la aclamaron.  
 
Texto: Jesús Manuel Redondo Alba.
Imágenes y vídeos: Producciones Alambique | Radio Rute-Medios de Comunicación Municipales | Jesús Ruiz Jiménez "Gitanito" | Julián Rey Jiménez | Esteban Alba Jiménez | Sergio Carvajal Roldán | Carlos Caballero Granados | 
Óscar Gómez Ruiz | Lucía López Llamas.

Castillo de fuegos artificiales junto a la Patrona
  Al filo de las nueve de la noche, los que nos encontrábamos en el interior de la parroquia mayor de Santa Catalina mártir mientras se formaba el cortejo procesional ya pudimos dar fe de la hermosura que iba a desprender la Reina y Señora de Rute durante su desfile. Entre tanto, esta tensa e inquietante espera era aromatizada por nuestra Patrona a través del enorme incensario de nardos en el que su trono ya se había convertido para la ocasión.


  Y es que ese cortejo procesional parecía resistirse a su formación, en tanto en cuanto las hermandades y cofradías, instituciones y Junta de Gobierno no querían dejar de inmortalizar junto a la Virgen mediante fotografía o vídeo el desfile procesional de 2015 desde dentro de la parroquia.

  Pero cuando el reloj de lo alto de la Plaza -el reloj de su plaza que, como Ella, manda en Rute- empezó a dar las nueve campanadas de las nueve de la noche, la protagonista ya fue solo Ella: la Virgen, con dos mecidas y unas cuantas miradas, organizó en un abrir y cerrar de ojos el larguísimo cortejo que la escoltaría durante toda la noche de su Día del Carmen.

  Comisión Pro-Coronación Canónica, Hermandades y Cofradías de la villa y sus aldeas, Carmelitana Mayor y corte de honor (radiantes de hermosura, como nuestra Patrona), autoridades civiles (Ayuntamiento al completo) y eclesiásticas y un pregonero exultante de alegría y satisfacción la llevarían en volandas con sus miradas de fervor durante todo el recorrido, sin dejarla sola ni un solo instante.

  Calle del Pilar arriba, en ese camino hacia el Barrio Alto buscando las Estrellas del Hacho Carmelitano ruteño. La parada de rigor para escuchar la Salve a la altura del Casino de Rute sirvió para que el cortejo se consolidara y entrara en la calle Priego. Una calle del Pilar que estaba atestada de gente y por la que nuestra Patrona lució realmente hermosa, orgullosa de ser Reina y Señora de un pueblo que la idolatra y la adorará siempre. 

  Cuando la Virgen llegó a la altura de la calle Del Señor, sus fieles del Llano ya la estaban esperando para secar las posibles gotas de sudor que por el rostro de la Patrona ruteña pudieran estar cayendo tras subir la calle Priego. No obstante, el viento de la noche del Día del Carmen, que durante todo el recorrido acarició los guardabrisas de los candelabros del trono de palio de la Patrona, se encargó también de refrescar el bendito rostro de Cielo y jazmín de la Virgen.

  Fue entonces cuando las campanas de la parroquia de San Francisco de Asís empezaron a botar de alegría una vez que vieron a la Patrona de Rute asomarse por la calle Del Señor: la Patrona de Rute ya estaba con sus hijos ruteños del Barrio Alto, a los que quiere con locura, al igual que ellos aman a nuestra Carmelita a rabiar desde lo más profundo de su corazón. Pues, como mi amigo Javier Córdoba refería en su gran pregón: “debajo del manto de nuestra Carmelita cabemos todos”.

  Allí, en el Llano, una vez más, la Patrona de Rute llegó a las mismas plantas de la Virgen de la Cabeza para, en un emotivo alma con alma y corazón con corazón, repartir bendiciones a diestro y siniestro y departir un rato entre oraciones con sus hijos “barribalteños”. La Patrona se estaba mirando en un espejo, y su reflejo era nuestra Virgen Morenita…

  Especialmente hermoso resultó el paso de la Virgen por la calle Fresno, entre otras cosas porque ésta última es hermosa de por sí, y porque la considero como una verdadera autopista hacia las alturas de la Sierra de Rute, el lugar donde esa noche habitaban las Estrellas del Monte Carmelitano Ruteño. Sin duda alguna, la calle Fresno lució espectacular durante el paso de la Patrona.

  Tras ella, la Patrona de Rute siguió avanzando Cerro abajo agarrada por sus hijos, que con mimo parecían sujetar un poco su trono desde las peanas para que la Señora no resbalase. Y no lo hacen solo el día 15 de agosto, pues durante todo el año, día tras día, con su sentimiento, los vecinos del Cerro buscan la espadaña del Carmen para mandar una oración a nuestra Carmelita, pues precisamente las vistas del Carmen desde este lugar de Rute son, en verdad, espectaculares. 

Trono de palio de la Reina y Señora
  Como sensacional y emotivo fue el paso de la Virgen del Carmen por San Pedro. De todas formas, el Barrio de San Pedro siempre está con su Patrona, se le busque cuando se le busque, y el paso de la Patrona para visitar a Nuestro Padre Jesús de la Humildad, una vez más, estuvo escoltado por todos los fieles de la calle Cabra, Andalucía y Lucena.
 
  Fue entonces cuando las estruendosas salvas del parque recordaron a la gente que la Virgen se acercaba a su parque, a su Paraíso, a ese idílico lugar que un día su pueblo, y por unanimidad, le escrituró como suyo en una muestra más de fervor y amor por Ella. Por algo es la Señora y Patrona de todos los ruteños.

  Tras la Salve y el Himno, la Virgen decidió este año que se estaba especialmente a gusto en el parque. ¿Para qué correr tanto si la compañía de todos sus hijos ruteños era tan consoladora? Y así fue, veinte minutos más que el Altísimo, en un pliego de descargo celestial, concedió a María Santísima para que sus devotos la elevaran directamente al Cielo con una soberbia colección de fuegos artificiales firmados por Pirotecnia Zaragozana.

  Ya con la Virgen en el Cielo, lo único que faltaba era que los ruteños la pasearan por Él. Dicho y hecho, pues para eso está la plaza de Nuestra Señora del Carmen, junto a su Ayuntamiento, para que sus Hermanos de Varal le dieran un auténtico paseo triunfal por las nubes a base de los acordes de gloria que la agrupación musical Ntro. Padre Jesús Despojado fabricó en un apartado del Paraíso de la calle Toledo. Después, fue la banda municipal la que acarició el pelo de nuestra Patrona con su música. Música que año tras año nuestra querida banda regala a nuestra Carmelita al paso por su plaza.

  La Virgen, que se había quedado adormecida por la satisfacción de ver a sus hijos abarrotando su plaza, poco tardaría en despertarse, pues los acordes de “Reina y Señora” empezaron a oírse tras su paso en la calle Toledo. Algo así como si un pelotón de ángeles y arcángeles celestiales con bocinas que consiguen el milagro de todos los años: que la Virgen vaya flotando rodeada de sus hijos en el espectacular paso por la calle Toledo. Es el momento en el que miras a los ojos a la Virgen y piensas interiormente: realmente es Señora y Patrona de Rute.

  Pero como de todo sueño se despierta, las campanas de la espadaña del Santuario de Nuestra Patrona fueron las encargadas de devolvernos a los ruteños a la tierra, quedando nuestra Carmelita en el Cielo, en el lugar donde sus hijos la habíamos puesto durante el desfile procesional.

  Ya luce en su Santuario, donde no le faltará la visita de todos sus hijos ruteños durante todo el año tras su reja, en un acto que no es más que la prolongación de sus fiestas: en este caso unas Fiestas Patronales personales, en las que cada uno de nosotros decimos un ¡viva la virgen del Carmen! individual, y que sirven para hacer más grande a nuestra querida y adorada Carmelita.

  Se llama María, se apellida Carmen y, para Gloria nuestra, será por siempre Patrona de Rute…

  Siempre Carmen. Siempre Patrona.

  Que así sea…

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN!
¡VIVA LA PATRONA DE RUTE!
¡VIVA LA REINA Y SEÑORA!
¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO!
¡VIVA LA EMPERATRIZ RUTEÑA!
¡VIVA LA REINA ENTRE OLIVARES!
¡VIVA EL 15 DE AGOSTO!
¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

--> Galería audiovisual completa. Fotografías y vídeo.

*Producciones Alambique
















 *Radio Rute - Medios de Comunicación Municipales













*Jesús Ruiz Jiménez "Gitanito"






*Óscar Gómez Ruiz


 *Sergio Carvajal Roldán



*Lucía López Llamas

video



*Carlos Caballero Granados





*Julián Rey Jiménez





*Jesús Manuel Redondo Alba















































*Esteban Alba Jiménez y devotos anónimos

video
video
video
video

No hay comentarios: