NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PATRONA, REINA Y SEÑORA DE RUTE.

Bienvenidos al blog oficial de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute. Esta página ha sido creada para ser un punto de encuentro de todos los devotos de la Santísima Virgen del Carmen, sempiterna Reina y Señora ruteña. Desde aquí intentaremos recoger todo lo concerniente en torno a nuestra excelsa Patrona y su Archicofradía, así como las actividades de otras instituciones cercanas como el grupo joven de la Archicofradía -'Iuventus Carmeli'- o la comisión pro coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Rute.

Con la ayuda de todos podremos dar a conocer la grandeza de nuestra sagrada Titular, siéndo éste un blog abierto a todo tipo de propuestas y sugerencias.

Sin más:

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN! ¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! ¡VIVA LA REINA Y SEÑORA! ¡VIVA EL ORGULLO DE NUESTRO PUEBLO! ¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA! ¡VIVA LA MADRE DE DIOS!

lunes, 1 de septiembre de 2014

RELUCIENTE Y ESPLENDOROSA PARA RECIBIRNOS EN TU MORADA

 Texto: Jesús Manuel Redondo Alba
Fotografías: Julián Rey Jiménez

  En apenas 15 días hemos pasado de piropearte en lo alto de tu trono de plata (esplendorosa, radiante y gentil, cual estrofa de tu pasodoble “Reina y Señora”) a encontrarte de nuevo en el Santuario forrada de los pies a la cabeza con lo abigarrado de tu belleza natural, esa de la que te dotaron las manos que te hicieron para mayor gloria y orgullo de nuestro pueblo.

Nuestra Madre en su camarín
Ya estás en tu morada, cual marinera en tierra que vigila orgullosa cómo rompen las olas de tu mar de olivar en el muelle de “Los Barrancos”;  y receptiva: recibiendo uno por uno a los ruteños que, en su vuelta a la rutina, te llegan en oleadas a tu casa perfumando de oraciones el retablo barroco que te enaltece.

  He tenido que recurrir a mi amigo Antonio Ruiz para que me describiera tu vestimenta, pues mi inusitado fervor carmelitano me hace verte siempre como la Señora de Rute que, se ponga lo que se ponga, está sempiternamente radiante para servir como imán de atracción para esas almas ruteñas, ávidas de compartir con la Emperatriz Carmelitana la alegría de ser ruteños, y la satisfacción de tener a su Patrona al final de la calle Toledo, cual faro encendido que nos guía eternamente en la volátil incertidumbre del paso de la vida.

  Corona de 1925, hábito y escapulario de esterilla y capa de vistas con mantilla beige. De esta fantástica manera se describe la belleza actual de la Patrona de Rute en su Ermita, de la “Soberana a la que rezan los ruteños”, de la que transforma en alegría esa palabra que no me gusta nada, y que se llama rutina.

  A los ruteños, no obstante, nos gusta la rutina: y mucho; sobre todo cuando la pignoramos con ADORARTE, VISITARTE Y QUERERTE.

  A eso le llamo yo:  ¡BENDITA RUTINA!

  ¡Bienvenida a Tu casa, Madre!

¡VIVA LA EMPERATRIZ CARMELITANA
¡VIVA LA PATRONA DE RUTE! 
¡VIVA LA MADRE DE DIOS!



No hay comentarios: